• carmenchavarri6

¿Conoces las diferencias entre El Certificado Digital y la Firma Digital? Reprise te lo explica.

Actualizado: may 13


Un certificado digital es una certificación o documento electrónico expedido por una autoridad de certificación como por ejemplo Camerfirma, la Fabrica Nacional de Moneda y Timbre (FNMT), Asociación Nacional de Fabricantes (ANF) etc. que vincula a una persona con una clave pública y confirma su identidad.







Existen diferentes tipos de certificado digital; por un lado el certificado digital de persona física y por otro el de persona jurídica, siendo el uso de ambos certificados personal e intransferible.


El uso del certificado digital, emitido por una autoridad de certificación como las citadas anteriormente, nos permite obtener una firma electrónica cualificada, con los mayores niveles de garantías legales y seguridad.


Los principales casos de uso del certificado digital sería:

  • La autenticación en sede electrónica para la descarga de Notificaciones electrónica obligatorias o la realización de innumerables gestiones con la administración. Pero también podríamos aprovechar el certificado digital para firmar documentos laborales y mercantiles con plena garantía legal.




¿Cuál sería la razón de ser de la firma digital?


Pues la verdad es que hay muchos motivos y confiamos poder dejártelos más claros en este post, para lo que es muy importante que definamos el concepto y las principales características de los que se considera una firma digital.

La firma digital es un mecanismo criptográfico que aplicado a un documento, permite:
  • Identificar al receptor de manera inequívoca.

  • Garantizar la integridad del documento firmado, o asegurar que el documento es original y no se ha alterado desde su creación.


Así pues, con un certificado puedes realizar firmas digitales legales en Internet, pero no lo necesitas para firmar electrónicamente un documento de forma legal y segura, por que para ello existe la firma digital.


Llegado este punto desde Reprise te sugerimos que pienses cuantas personas de tu empresa disponen de certificado digital para firmar digitalmente documentos de cualquier tipo, que en el desarrollo de la actividad del negocio sean potencialmente requeridos.


Por otro lado, te sugerimos hacer lo mismo con vuestros colaboradores (proveedores, clientes etc.).


¿Qué porcentaje de personas necesita firmar y no dispone de certificado digital emitido por una autoridad certificadora?

La respuesta probablemente será "muchísimas".

La respuesta anterior, y el ámbito de aplicación de la firma (proceso) serán los que determinen la opción que realmente se requiere en cada caso.


Desde Reprise te podemos ayudar a integrar el uso de tus certificados digitales en soluciones seguras y uso centralizado e inteligente de los mismos, eliminando el riesgo derivado de uso fraudulento y descontrolado de los mismos. También te proponemos diferentes tipos de firma digital en función del caso de uso; por ejemplo un consentimiento informado, o una autorización interna no requieren del mismo tipo de firma que un contrato laboral o de renting con una entidad financiera o compañía aseguradora etc.







46 vistas0 comentarios